Descubrimiento: Arqueólogos españoles descubren el sarcófago y la momia de una cantora del dios Amón en Luxor (1 dic 2014)

cantora_de_amon
Monia de cantora de amon

Descubierto el sarcófago y la momia de una cantora del dios Amón de hace unos 3.000 años; fue encontrado el 1 de diciembre por una misión de arqueólogos españoles que trabajan en Luxor.

La expedición “Proyecto Visir Amen-Hotep Huy”, del Instituto de Estudios del Antiguo Egipto, (IEAE) está dirigida por Francisco Martín Valentín y Teresa Bedman y financiada por la Fundación Gaselec de Melilla. Llevan 6 expediciones trabajando en la tumba del visir Amen-Hotep Huy, en la necrópolis de Asasif (Luxor), cercana al templo de la reina Hatshepsut.

F. Martín Valentín dijo que es “un sarcófago especial con inscripciones preciosas” «El estilo es más antiguo de lo debido para ser un sarcófago de la dinastía XXI, que van muy decorados pero al mismo tiempo tiene muchos elementos parecidos», por lo que deduce que podría ser de finales de la dinastía XX y principios de la XXI. «Hay muy pocos sarcófagos de la dinastía XX y muy pocos de la dinastía XXI que muestren la transición de estilo a finales del Imperio Nuevo», dice otro de los descubridores.

El sarcófago y la momia según el Ministerio Egipcio de Antigüedades son del Tercer Periodo Intermedio faraónico (1075 y 650 a.C.).

Ambos están en muy buenas condiciones, dice F. Marín que la momia «tiene un poco dañada la nariz pero es una cara preciosa. Quien trabajó el sarcófago era gente de nivel».

La momia tiene los brazos cruzados, una peluca con una corona de flores y un collar, y las facciones de su rostro están esculpidas de una manera muy perfecta.

El sarcófago está fabricado en madera y yeso y mide 180 centímetros de largo, 50 de ancho y 48 de alto.

En los lados del sarcófago hay inscripciones en jeroglífico tardío y representaciones de los dioses Anubis, Isis, Osiris y Neftis así como los cuatro hijos del dios Horus: Kebehsenuf, Hapi, Imset y Duamutef.

Inmediatamente se ha iniciado el proceso de restauración y limpiado de los grabados del sarcófago para conocer más detalles de la cantora, entre ellos su nombre, precisó el ministro de Antigüedades, Mamduh al Damati.

La identidad de la cantora todavía se desconoce: «No hemos descubierto aún su nombre porque se han adherido algunos restos que han dañado la inscripción», dice F. Martín

La importancia del hallazgo es que la momia se conserva en el interior ya que debido a los saqueos producidos desde hace miles de años, es muy extraño que esto suceda. Este hecho hará que con su estudio se puedan tener más datos sobre “la clase social de la sacerdotisa y de las creencias religiosas del momento”, indicó Marín, así como de las costumbres y relaciones sociales.” Su cavidad, todavía sellada, puede cobijar nuevas sorpresas. Tal vez encontremos un papiro o un ejemplar del Libro de los Muertos entre las piernas de la momia, como era costumbre en la época».

El sepulcro de la sacerdotisa estaba en el patio anterior a la capilla del gobernador de Amenhotep III (1387-1348 a.C.) y confirma que la tumba del visir fue utilizada como enterramiento posterior y taller de momificación. Allí se han encontrado restos de camas de adobe, bolsas de natrón y vendajes que lo certifican.

La tumba del visir «cobró un significado simbólico: la gente venía hasta aquí para realizar peticiones a Osiris. Quienes como la cantora se enterraban en su perímetro buscaban la mediación del visir»,

En el último mes, también se descubrieron unas tumbas alrededor del patio, a modo de estructuras con un impluvio de entrada y rodeadas por un muro. Se puede ver la entrada con un pequeño vestíbulo y un pasillo que conduce a la tumba.

El descubrimiento ha sido muy celebrado por las demás expediciones que trabajan en la necrópilis y que fueron rápidamente a enterarse de los hecho in situ.
El descubrimiento lo relatan así: «Eran las doce de la mañana del 1 de diciembre. Los arqueólogos trabajaban en el patio cuando percibieron una estructura que no formaba parte de la acumulación de piedras que sostenía el muro de la capilla. Era una especie de techo para cubrir algo. Al levantar las piedras, apareció una cabeza de sarcófago como las tantas que hemos encontrado en la zona.

Pero, dado que estaba hueco y nos hallábamos a 70 centímetros del suelo, comenzamos a sospechar que se trataba de un enterramiento». A las cinco de la tarde encontraron la momia que fue trasladada a una capilla contigua «Fue un instante emocionante porque el tiempo se confundía. No sabías si estabas a punto de enterrar a una cantora de Amón o si se había recuperado del olvido tras milenios bajo tierra».

El próximo otoño la expedición trabajará en las tumbas del muro norte.
En mayo, una expedición francesa encontró en la necrópolis de Saqara tres sarcófagos, uno dentro del otro, de una cantante del coro sagrado, también del Tercer Período Intermedio.