Descubrimiento: Joyas de oro y plata en una momia descubierta por arqueólogos españoles. (19 nov 2014)

Miriam Seco
Miriam Seco

La expedición dirigida por la arqueóloga sevillana Myriam Seco ha descubierto dos tumbas del Imperio Medio (2050-1750 a.C.), en las excavaciones que se vienen efectuando desde hace años debajo del templo de Millones de Años del faraón Tutmosis III ((1490-1436 a.C.), en Luxor.

Todas las tumbas que se hallan en la gran necrópolis del Imperio Medio que se encuentra debajo del templo, fueron saqueadas anteriormente por lo que hasta ahora no se había encontrado nada de importancia.

El hecho de que esta tumba, que se encuentra bajo lo que era la sala hipóstila del templo, no lo hubiera sido se debe a que el techo de una de las cámaras se había hundido aplastando el sarcófago.

Dice la Dra. Seco: “Un gran bloque de piedra, que había caído antes de que la tumba fuera profanada, había aplastado un sarcófago con todo su contenido. De esa manera se había evitado el robo de los objetos preciosos que llevaba la momia que estaba en su interior.
Cuando quitaron el bloque encontraron los restos del sarcófago y una momia destrozada con las joyas con las que la habían enterrado.

“Pertenecía sin duda a una clase social alta y fue sepultada con un colgante de piedras semipreciosas y cilindros de oro que terminaba además en una gran concha de oro delicadamente trabajada.

También llevaba en cada muñeca una pulsera de oro compuesta de dos hilos entrelazados, que como lo anterior se encuentran en perfecto estado, y dos tobilleras de plata similares a las pulseras, una en cada tobillo. La concha y las pulseras de oro aparecieron en buen estado mientras que las tobilleras de plata están muy deterioradas.

La mujer debía tener unos 30 años y no era demasiado alta; perteneció a la clase noble tebana, como lo demuestran las joyas y el ataúd de madera,

“Este descubrimiento implica que se trata de gente de la alta nobleza y que aquí fueron enterrados altos rangos de dinastías del Imperio medio”, dice la Dra.Myriam Seco.

La tumba fue localizada previamente con georradar y su localización forma parte de los trabajos que se llevan a cabo desde el pasado 15 de octubre para limpiar y proteger las sepulturas situadas debajo del templo de Tutmosis III, de las cuales este equipo lleva ya excavadas catorce.

En la campaña de 2013, el mismo equipo descubrió otra tumba, la XI, como las demás , saqueada anteriormente y reutilizada, contenía huesos de hasta 17 personas, vasos canopes , trozos de maquetas de madera, estatuillas, una veintena de fragmentos de cuchillos mágicos de marfil y el sarcófago de madera de un personaje denominado Ikery.

El proyecto de excavación y restauración del templo de un Millón de Años (templo funerario) del faraón Tutmosis III es fruto de la cooperación entre el Servicio de Antigüedades Egipcias y la Academia de Bellas Artes de Sevilla.

Comenzó en el año 2008 y está apoyado por la Embajada de España en El Cairo y patrocinado por la Fundación Botín, el Banco de Santander y Cemex.

Tutmosis III (1490-1436 a.C.)fue uno de los faraones más importantes que tuvo Egipto llegando a conquistar los territorios adyacentes a los suyos, ampliando así hasta su máxima extensión las fronteras egipcias.

Su templo funerario, está situado casi enfrente de Deir al-Bahari, donde se encuentra el famoso templo de la reina Hatshepsut, y fue excavado una vez a finales del siglo XIX, y dos a principios del siglo XX pero con descubrimientos de poca importancia, más que nada lo que hicieron fue unos planos de las plantas.

A partir de que la Dra. Myriam Seco en el 2008 comenzara a excavar es cuando han ido encontrándose restos de importancia, como son, además de los dichos anteriormente, bloques y fragmentos con restos de la decoración en relieve con una policromía perfectamente conservada (encontrados por los anteriores excavadores y vueltos a enterrar pero no publicados), el primer pilono del templo, etc