Abierta al público la explanada de la Esfinge y la Pirámide de Micerinos (10 nov 2014)

La Esfinge y la Pirámide de Keops
La Esfinge y la Pirámide de Keops

Abiertas al público la pirámide de Micerinos, la más pequeña de las tres de Giza, y la explanada de la Esfinge.

El lunes 10 de noviembre se abrió al público el interior de la pirámide de Micerinos, de 4300 años de antigüedad, después de tres años de restauración, y la explanada situada delante de la Esfinge, cuyos trabajos de restauración han durado escalonadamente cuatro años. La ceremonia de apertura, el domingo 9, contó con la presencia del primer ministro Ibrahim Mahlab, el Ministro de Antigüedades y diplomáticos y figuras públicas.

En la restauración han participado más de 20 conservadores egipcios y europeos y tres arqueólogos y ha costado aproximadamente unos 493.000 dólares. Se han eliminado las inscripciones que los visitantes dejaron en las paredes de los pasillos y de la cámara mortuoria, han realizado un tratamiento de las paredes internas para reducir la sal que contenía, hacreado un sistema de ventilación entre sus cámaras y pasillos, han sustituido la escalera exterior que conduce a la pirámide y han instalado un sistema de iluminación especial que no daña los dibujos e inscripciones

Historia. La Pirámide de Micerinos fue mandada construir por el rey Micerinos (Menkaure es divino) hijo de Kefrén y nieto de Keops y es la más pequeña de las tres aunque sus medidas son enormes, 105 m de base en cada lado. 62 m de altura ahora (aunque la original era de 65,5 m) y un ángulo de pendiente de 51 grados. El material empleado fue piedra caliza y granito rojo, y el sarcófago fue hecho de basalto.

La cámara fue descubierta el 29 de julio de 1837; los obreros extrajeron el sarcófago para enviarlo al Museo Británico en la goleta Beatrice, que se hundió frente a Cartagena el 30 de octubre de 1838 y el sarcófago no fue nunca recuperado.

No se sabe casi nada seguro de este rey de la IV Dinastía; se supone que gobernó entre 18 y 30 años y que era un soberano tremendamente piadoso y un justo gobernante.

Aunque tampoco se sabe cierto, se cree que tuvo dos esposas ya que hay un par de pirámides pequeñas junto a su ejemplar subsidiario -o pirámide satélite- dentro del complejo, y una de ellas contiene el esqueleto de una mujer joven. Sí se sabe que el hijo de la reina Khamerernebty II fue enterrado en un cementerio asociado a la pirámide de Micerino y, por tanto, es muy posible que ella fuera su esposa. Quizá fue enterrada en una de las pirámides pequeñas, aunque también pudo serlo en cualquier otro lugar de Giza.

Esas tres pirámides menores están situadas en la cara sur y se las conoce como las pirámides de reinas, aunque su función no está clara y se cree que la más oriental, que tuvo las caras lisas, se pudo destinar a albergar el ka del rey.

Al lado de la cara este de la pirámide de Micerino se construyó un templo funerario y una calzada de 608 metros de longitud que llega hasta el llamado Templo del Valle y que fue terminada en ladrillo por el sucesor de Micerinos, Shepseskaf.

En la meseta de Guiza y cerca de las Pirámides se encuentra la Gran Esfinge. Los trabajos de restauración consistieron en reemplazar bloques fisurados de la parte norte, la más dañada, utilizando un material resistente a la erosión, y añadir más mortero al busto y cuello, lo que hará que se mantenga por más tiempo en buen estado. El trabajo ha durado dos meses y se hizo con las mismas herramientas empleadas por los antiguos egipcios.

La última restauración tuvo lugar en el 2010 y en ella se controló el nivel de agua subterránea que amenazaba sus cimentos.

Se atribuye al rey Kefrén del que dicen que tiene las facciones, aunque algunos autores creen que es obra de Keops, artífice de la Gran Pirámide, ambos de la dinastía IV (2.600-2.500 a.C.), Mide 57 metros de longitud y 20 metros de altura; la cabeza 10,4 x 10,4 y, cada oreja 1,37 m de alto.

Está labrada en un saliente rocoso de una cantera dejado intencionadamente y a lo largo de los siglos ha sufrido multitud de cambios y restauraciones comenzando con la de Tutmosis IV (1.400-1.390 a.C.) y siguiendo con Ramsés II (1.279-1.213 a.C.).

La primera representación de esfinge con forma de león y cabeza humana data de mediados del III milenio a.C. y corresponde a la dinastía IV pero la mayor y más importante es ésta de Guiza.La explanada ubicada delante de la Esfinge permite ver ésta de cerca no como se hacía hasta la inauguración, lo que permite constatar en toda su plenitud el tamaño y majestuosidad de la obra.

Se cobrará entrada a parte para visitarla.