Abierto el primer y quinto tramo de la Avenida de las Esfinges en Luxor (23 marzo 2015)

Avenida de las esfinges Te,plo de Luxor
Avenida de las esfinges Te,plo de Luxor

Han sido necesarios 5 años de restauración para poder terminar y abrir al público dos secciones de la Avenida de las Esfinges la cual conectaba en la antigüedad los templos de Karnak y Luxor.

En esta avenida es donde se celebraban las procesiones ceremoniales, en particular el Festival Opet, que conmemoraba el viaje anual en la barca sagrada del dios Ra del templo de Karnak al de Luxor, donde iba a visitar a su esposa, la diosa Mut.

La primera sección mide 350 metros y se inicia en el templo de Luxor. Para hacerla ha habido que expropiar y derribar edificios modernos. También se ha consolidado la pared oriental de la avenida y se han restaurado las esfinges.

La quinta sección mide 600 metros de longitud y se extiende desde la parte de detrás de la biblioteca de Luxor hasta la carretera del aeropuerto.

Lo restaurado actualmente es el 37% del total; los trabajos continúan en las demás secciones para abrirlas lo antes posible y para ello se deberá seguir expropiando y derrumbando otros edificios que ocupan el resto de los 2,7 kms de largo y 76 de ancho que medía en su día esta avenida.

Se construyó alrededor del año 380 a.C y se supone que tenía unas 1.350 esfinges que estaban a ambos lados de la avenida de las que muchas se han perdido porque fueron utilizadas por civilizaciones posteriores como material para hacer nuevas construcciones y otras se hayan en museos.

Además de la restauración se ha procedido a instalar un nuevo sistema de iluminación y otro de protección del templo.

El Ministro de Antigüedades Mamdouh Eldamaty declaró que “el desarrollo de los sistemas de iluminación y de seguridad del templo de Luxor son parte de una concesión española de hasta 150 millones de euros, destinados a la ejecución de proyectos dirigidos a proteger distintos yacimientos arqueológicos de Tebas, posibilitando el que puedan ser visitados por la noche, pero asegurando a la vez que están adecuadamente protegidos.”

Este sistema, continuó diciendo, se ha realizado de acuerdo a las últimas tecnologías que garantizan la conservación de los muros del templo y sus relieves.

El jefe del Departamento de Proyectos del Ministerio de Antigüedades, dijo que “el sistema de seguridad instalado en el templo incluye una cortina electrónica que, junto con el seguimiento proporcionado por las cámaras conectadas a un circuito de televisión, controlarán la seguridad perimetral del recinto.”

*Guía de Luxor

Descubrimiento: Cuarteles generales de la Armada Egipcia en el norte de Sinaí durante el Reino Nuevo (4 mayo 2015)

Cuartel General ARmada Egipcia en Sinai
Cuartel General ARmada Egipcia en Sinai

El Ministro de Antigüedades anunció el descubrimiento hecho por la Misión Egipcia que excava en el área de Tal Habwa, en la orilla oriental del Canal de Suez, a unos 30 kms de éste, de una parte de un dintel de la puerta oriental de la Fortaleza de Tharu, que fue la sede del ejército egipcio durante el Imperio Nuevo hasta la dinastía grecorromana de los Ptolomeos (305-31 a.C.)

Son tres bloques de piedra caliza de tres metros de largo y un metro de ancho que llevan inscripciones del rey Ramsés II; el tamaño de las piedras da a entender lo grande que debía de ser la puerta.

El jefe local del Consejo Supremo de Antigüedades (CSA), Mohamed Abdel Maqsud, informó que la fortaleza es de la época de Ramsés II (1304-1237 a.C.), que estaba edificada con adobe y mide 500 metros de largo por 250 de ancho, y que tiene torres de vigilancia que miden 4 metros de alto y veinte de ancho.

La fortaleza está situada en la carretera militar llamada Horus, y de allí salían tropas egipcias para asegurar las fronteras entre Egipto y Palestina defendiendo el país de las invasiones provenientes del noreste.

También se han encontrado restos de silos pertenecientes a los almacenes reales donde las tropas guardaban legumbres y cereales; una serie de ladrillos de barro pertenecientes a los reyes Thutmosis III y Ramsés II, algunos sellos que llevan el nombre de Tutmosis III y un bloque de piedra con inscripciones perteneciente al faraón Thutmosis II que es el primer vestigio de ese rey hallado en la ruta de Horus, dijo Maqsud.

Además se encontró un cementerio de la Dinastía XXVI con tumbas que contienen cuerpos que aún revelan las lesiones de batalla.

El Ministro de Antigüedades agregó las piezas descubiertas serán exhibidas en el Museo de Historia Militar que establecerá en el Panorama del futuro Museo de Historia Militar de Egipto, que se construirá en la orilla este del Canal de Suez y mostrará los artefactos históricos que cuentan la historia de los más antiguos militares en la tierra.

Descubrimiento: 3 pequeñas estatuas en el Templo de Ptah de 2500 años de antigüedad , en Luxor (11 dic 2014)

Estatua de Ptah y Sekhmet
Estatua de Ptah y Sekhmet

El equipo del Centro Franco-Egipcio de Estudios de los templos de Karnak ha descubierto 3 estatuas faraónicas en el templo de Ptah en Luxor, así como un recipiente con restos de cola azul.

Dos de estas estatuillas representan al dios Osiris, dios egipcio de la muerte y resurrección, y son de bronce. La tercera estatuilla representa a una diosa hecha de esquisto que está sentada y lleva una peluca y la doble corona del Alto y Bajo Egipto; está decorada con textos en jeroglífico que una vez limpios y estudiados se espera que puedan darnos a conocer el nombre de la diosa.

Según Abdel-Hakim Karar, director del Departamento de Antigüedades del Alto Egipto “una de las estatuillas de bronce mide 36 centímetros de alto y siete centímetros de ancho y representa al dios Osiris sentado y lleva la corona blanca del Bajo Egipto, mientras que la otra estatuilla es más pequeña y representa a Osiris de pie con la forma de momia y sosteniendo un cetro” Estas estatuas eran ofrendas que se hacían a los dioses del templo.

Y sigue diciendo: “Se cree que los hallazgos se remontan al Período Tardío (664 aC-332 aC); una época en que Egipto fue gobernado por varios gobernantes extranjeros y terminó con la conquista por Alejandro Magno y el establecimiento de la dinastía de los Ptolomeo.

Por otra parte hay que decir que este mismo mes, el jueves 4, en el mismo templo y el mismo equipo encontró otra pequeña estatua de piedra caliza blanca en forma de esfinge. La estatuilla de 50 cm x 20 cm x 30 cm, estaba colocada en posición vertical en un agujero situado en la parte posterior del templo de Ptah.

La esfinge tiene el cuerpo de un león en cuclillas y se encuentra sobre una base rectangular sin inscripciones.

La cabeza humana lleva el nemes tradicional, sujeto en la frente con una cinta horizontal y sobre la cual está el uraeus. Le falta la nariz que parece que desapareció en la antigüedad, por lo demás, la estatua está completa aunque la pata delantera izquierda estaba rota pero se encontró en la parte superior de la pata delantera derecha, contra el borde de la fosa.

Aunque no se ha encontrado ninguna inscripción que pueda hacer saber a qué época exacta pertenece, se espera conocer con la restauración de la esfinge y el estudio de sus elementos estilísticos y de la cerámica encontrada en la fosa.

El templo de Ptah se encuentra dentro del recinto del templo de Karnak; es un pequeño santuario situado al norte del Gran Templo de Amón después de un camino pavimentado que se alinea con capillas Osiriacas construidas entre el Tercer Período Intermedio y Último Período. De época de Thutmosis III, fue restaurado y agrandado por Takelot I, Shabaka y los soberanos Ptolomeos.

Es uno de los seis templos que forman el gigantesco complejo de Karnak en Luxor, el área arqueológica más extensa del mundo y el segundo lugar más visitado de Egipto después de las pirámides de Giza que junto con las ruinas del templo de Luxor y la necrópolis de Tebas fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1979.

Durante dos mil trescientos años Karnak fue no solo el centro religioso de un pueblo piadoso sino también el centro del poder político en Egipto.

Dice el dr. J. Martín Valentín, egiptólogo, director del “Proyecto Visir Amen-Hotep Huy” también en Luxor, que el año 1967 se estableció una misión permanente constituida por un equipo mixto franco-egipcio, integrada en el Centro Franco-Egipcio para el Estudio de los Templos de Karnak (CFEETK), para excavar, consolidar y reconstruir los restos de la que fuera la mayor ciudad religiosa conocida del antiguo Egipto.

Los arqueólogos del Centro franco-egipcio para el Estudio de los Templos de Karnak están excavando en este lugar, la zona norte del templo de Karnak, desde octubre de 2008.

En marzo de 2012 este equipo hizo un gran descubrimiento, el dintel y uno de los quicios de caliza de una puerta de granero, dedicada a Amón-Ra durante la XVII dinastía. con el nombre grabado del faraón Sennakhtenre en un medallón de forma ovalada , incrustado en la piedra, que contenía un jeroglífico sobre el faraón.

La importancia, además de la arqueológica, es que sirvió para demostrar que este faraón había existido pues hasta ese momento no se sabía cierto ya que sólo se le menciona en tres documentos hallados de la XVIII y la XIX dinastías.

En el dintel de la puerta se pueden ver grabados tres de los cinco elementos de su titulatura real: el nombre de Horus, el del rey del Alto y el Bajo Egipto y el de Hijo de Ra..

La inscripción dice lo siguiente «El Horus Mery-Maat, el rey del Alto y el Bajo Egipto Senakht-en-Ra, el hijo de Ra Ahmose, ha hecho como monumento para su padre Amón-Ra, el acto de realizar para él una puerta de granero en bella piedra blanca de Anu, ¡ha actuado dotado de vida como Ra eternamente!».

Así pues, es el primer monumento contemporáneo suyo que se encuentra.

Los reyes de la dinastía XVII liberaron Egipto de la ocupación de los hicsos, pueblo guerrero semítico procedente de Asia que dominó el país del Nilo durante 150 años desde 1730 a.C.

Descubrimiento: Arqueólogos españoles descubren el sarcófago y la momia de una cantora del dios Amón en Luxor (1 dic 2014)

cantora_de_amon
Monia de cantora de amon

Descubierto el sarcófago y la momia de una cantora del dios Amón de hace unos 3.000 años; fue encontrado el 1 de diciembre por una misión de arqueólogos españoles que trabajan en Luxor.

La expedición “Proyecto Visir Amen-Hotep Huy”, del Instituto de Estudios del Antiguo Egipto, (IEAE) está dirigida por Francisco Martín Valentín y Teresa Bedman y financiada por la Fundación Gaselec de Melilla. Llevan 6 expediciones trabajando en la tumba del visir Amen-Hotep Huy, en la necrópolis de Asasif (Luxor), cercana al templo de la reina Hatshepsut.

F. Martín Valentín dijo que es “un sarcófago especial con inscripciones preciosas” «El estilo es más antiguo de lo debido para ser un sarcófago de la dinastía XXI, que van muy decorados pero al mismo tiempo tiene muchos elementos parecidos», por lo que deduce que podría ser de finales de la dinastía XX y principios de la XXI. «Hay muy pocos sarcófagos de la dinastía XX y muy pocos de la dinastía XXI que muestren la transición de estilo a finales del Imperio Nuevo», dice otro de los descubridores.

El sarcófago y la momia según el Ministerio Egipcio de Antigüedades son del Tercer Periodo Intermedio faraónico (1075 y 650 a.C.).

Ambos están en muy buenas condiciones, dice F. Marín que la momia «tiene un poco dañada la nariz pero es una cara preciosa. Quien trabajó el sarcófago era gente de nivel».

La momia tiene los brazos cruzados, una peluca con una corona de flores y un collar, y las facciones de su rostro están esculpidas de una manera muy perfecta.

El sarcófago está fabricado en madera y yeso y mide 180 centímetros de largo, 50 de ancho y 48 de alto.

En los lados del sarcófago hay inscripciones en jeroglífico tardío y representaciones de los dioses Anubis, Isis, Osiris y Neftis así como los cuatro hijos del dios Horus: Kebehsenuf, Hapi, Imset y Duamutef.

Inmediatamente se ha iniciado el proceso de restauración y limpiado de los grabados del sarcófago para conocer más detalles de la cantora, entre ellos su nombre, precisó el ministro de Antigüedades, Mamduh al Damati.

La identidad de la cantora todavía se desconoce: «No hemos descubierto aún su nombre porque se han adherido algunos restos que han dañado la inscripción», dice F. Martín

La importancia del hallazgo es que la momia se conserva en el interior ya que debido a los saqueos producidos desde hace miles de años, es muy extraño que esto suceda. Este hecho hará que con su estudio se puedan tener más datos sobre “la clase social de la sacerdotisa y de las creencias religiosas del momento”, indicó Marín, así como de las costumbres y relaciones sociales.” Su cavidad, todavía sellada, puede cobijar nuevas sorpresas. Tal vez encontremos un papiro o un ejemplar del Libro de los Muertos entre las piernas de la momia, como era costumbre en la época».

El sepulcro de la sacerdotisa estaba en el patio anterior a la capilla del gobernador de Amenhotep III (1387-1348 a.C.) y confirma que la tumba del visir fue utilizada como enterramiento posterior y taller de momificación. Allí se han encontrado restos de camas de adobe, bolsas de natrón y vendajes que lo certifican.

La tumba del visir «cobró un significado simbólico: la gente venía hasta aquí para realizar peticiones a Osiris. Quienes como la cantora se enterraban en su perímetro buscaban la mediación del visir»,

En el último mes, también se descubrieron unas tumbas alrededor del patio, a modo de estructuras con un impluvio de entrada y rodeadas por un muro. Se puede ver la entrada con un pequeño vestíbulo y un pasillo que conduce a la tumba.

El descubrimiento ha sido muy celebrado por las demás expediciones que trabajan en la necrópilis y que fueron rápidamente a enterarse de los hecho in situ.
El descubrimiento lo relatan así: «Eran las doce de la mañana del 1 de diciembre. Los arqueólogos trabajaban en el patio cuando percibieron una estructura que no formaba parte de la acumulación de piedras que sostenía el muro de la capilla. Era una especie de techo para cubrir algo. Al levantar las piedras, apareció una cabeza de sarcófago como las tantas que hemos encontrado en la zona.

Pero, dado que estaba hueco y nos hallábamos a 70 centímetros del suelo, comenzamos a sospechar que se trataba de un enterramiento». A las cinco de la tarde encontraron la momia que fue trasladada a una capilla contigua «Fue un instante emocionante porque el tiempo se confundía. No sabías si estabas a punto de enterrar a una cantora de Amón o si se había recuperado del olvido tras milenios bajo tierra».

El próximo otoño la expedición trabajará en las tumbas del muro norte.
En mayo, una expedición francesa encontró en la necrópolis de Saqara tres sarcófagos, uno dentro del otro, de una cantante del coro sagrado, también del Tercer Período Intermedio.

Descubrimiento: Dos tumbas de dos sacerdotes de la Dinastía VI en Saqqara (2abril 2015)

tomb-of-ankhti---Descubrimiento--Dos-tumbas-de-dos-sacerdotes-de-la-Dinastia-VI-en-Saqqara-(2abril-2015)--1429446222
Tumba de -ankhti—Descubrimiento–Dos-tumbas-de-dos-sacerdotes-de-la-Dinastia-VI-en-Saqqara-(2abril-2015)–1429446222

El Ministro de Antigüedades anunció el descubrimiento al sur de Sakkara, cerca de la Pirámide escalonada de las tumbas pertenecientes a los sacerdotes “Ankhti” y “Sabi” que vivieron en el reinado del Rey Pepi II (2281-2194 a.C). Fueron descubiertas por la misión del Instituto Francés de Estudios Orientales.

Las tumbas tienen las pinturas murales en perfecto estado y contienen los huesos desparramados de los sacerdotes sin sarcófagos lo que da a entender que ambas tumbas fueron saqueadas seguramente durante la séptima u octava dinastía. Junto a ellos de han encontrado varias cosas tales como ajuar funerario, vasijas de alabastro, restos de cerámica y pequeñas joyas.

Las pinturas representan rituales religiosos de ofrendas a los dioses; el ministro egipcio de Antigüedades, Mamduh el Damati dijo que “es como si hubieran sido pintadas ayer a pesar de que son de hace 4.200 años”. A través de ellas se pueden conocer los diferentes ritos religiosos de la época y muestran la destreza de los artesanos egipcios, afirmó El-Damaty.

En las pinturas murales además de pájaros y vegetales, aparecen representados los siete aceites sagrados del Antiguo Egipto necesarios para el Ritual de la Apertura de la Boca y los Ojos que se hacía para que el difunto pudiese comer y beber en la otra vida.

También hay una lista de las ofrendas con sus nombres y cantidades, bolas de incienso y reposacabezas y collares usados por los sacerdotes.

Las dos tumbas son muy parecidas; la cámara funeraria de Ankhti está a a doce metros de profundidad y la de Sabi a seis metros. Cada tumba consta de dos niveles: uno superior construido con ladrillos de adobe y otro inferior tallado en piedra caliza tallada.

Descubrimiento: Joyas de oro y plata en una momia descubierta por arqueólogos españoles. (19 nov 2014)

Miriam Seco
Miriam Seco

La expedición dirigida por la arqueóloga sevillana Myriam Seco ha descubierto dos tumbas del Imperio Medio (2050-1750 a.C.), en las excavaciones que se vienen efectuando desde hace años debajo del templo de Millones de Años del faraón Tutmosis III ((1490-1436 a.C.), en Luxor.

Todas las tumbas que se hallan en la gran necrópolis del Imperio Medio que se encuentra debajo del templo, fueron saqueadas anteriormente por lo que hasta ahora no se había encontrado nada de importancia.

El hecho de que esta tumba, que se encuentra bajo lo que era la sala hipóstila del templo, no lo hubiera sido se debe a que el techo de una de las cámaras se había hundido aplastando el sarcófago.

Dice la Dra. Seco: “Un gran bloque de piedra, que había caído antes de que la tumba fuera profanada, había aplastado un sarcófago con todo su contenido. De esa manera se había evitado el robo de los objetos preciosos que llevaba la momia que estaba en su interior.
Cuando quitaron el bloque encontraron los restos del sarcófago y una momia destrozada con las joyas con las que la habían enterrado.

“Pertenecía sin duda a una clase social alta y fue sepultada con un colgante de piedras semipreciosas y cilindros de oro que terminaba además en una gran concha de oro delicadamente trabajada.

También llevaba en cada muñeca una pulsera de oro compuesta de dos hilos entrelazados, que como lo anterior se encuentran en perfecto estado, y dos tobilleras de plata similares a las pulseras, una en cada tobillo. La concha y las pulseras de oro aparecieron en buen estado mientras que las tobilleras de plata están muy deterioradas.

La mujer debía tener unos 30 años y no era demasiado alta; perteneció a la clase noble tebana, como lo demuestran las joyas y el ataúd de madera,

“Este descubrimiento implica que se trata de gente de la alta nobleza y que aquí fueron enterrados altos rangos de dinastías del Imperio medio”, dice la Dra.Myriam Seco.

La tumba fue localizada previamente con georradar y su localización forma parte de los trabajos que se llevan a cabo desde el pasado 15 de octubre para limpiar y proteger las sepulturas situadas debajo del templo de Tutmosis III, de las cuales este equipo lleva ya excavadas catorce.

En la campaña de 2013, el mismo equipo descubrió otra tumba, la XI, como las demás , saqueada anteriormente y reutilizada, contenía huesos de hasta 17 personas, vasos canopes , trozos de maquetas de madera, estatuillas, una veintena de fragmentos de cuchillos mágicos de marfil y el sarcófago de madera de un personaje denominado Ikery.

El proyecto de excavación y restauración del templo de un Millón de Años (templo funerario) del faraón Tutmosis III es fruto de la cooperación entre el Servicio de Antigüedades Egipcias y la Academia de Bellas Artes de Sevilla.

Comenzó en el año 2008 y está apoyado por la Embajada de España en El Cairo y patrocinado por la Fundación Botín, el Banco de Santander y Cemex.

Tutmosis III (1490-1436 a.C.)fue uno de los faraones más importantes que tuvo Egipto llegando a conquistar los territorios adyacentes a los suyos, ampliando así hasta su máxima extensión las fronteras egipcias.

Su templo funerario, está situado casi enfrente de Deir al-Bahari, donde se encuentra el famoso templo de la reina Hatshepsut, y fue excavado una vez a finales del siglo XIX, y dos a principios del siglo XX pero con descubrimientos de poca importancia, más que nada lo que hicieron fue unos planos de las plantas.

A partir de que la Dra. Myriam Seco en el 2008 comenzara a excavar es cuando han ido encontrándose restos de importancia, como son, además de los dichos anteriormente, bloques y fragmentos con restos de la decoración en relieve con una policromía perfectamente conservada (encontrados por los anteriores excavadores y vueltos a enterrar pero no publicados), el primer pilono del templo, etc

Descubrimiento: Los muros de la ciudad de Menfis (18 abril 2015)

Muros de   aciudad de Menfis
Muros de aciudad de Menfis

Un equipo arqueológico del Instituto Ruso de Egiptología ha descubierto varios fragmentos de piedra caliza blanca de la pared de la que se considera la capital más antigua de Egipto: Memphis, fundada por el Rey Narmen hace más de 5.200 años.

A la ciudad la llamaban en la antigüedad Inbu-Hedj que significa muros blancos porque estaba rodeada de esas murallas de las que ahora se han encontrado unos fragmentos. Además también se han encontrado en buen estado estufas y bronces.

El yacimiento se encuentra a 20 km al sur del Cairo, en Mit Rahina, cerca de Saqqara, la necrópolis de Memphis.

El ministro de Antigüedades Mamdouh al-Damaty en un comunicado el pasado sábado 18 dijo: Esperamos que este hallazgo mejore nuestro conocimiento de una de las ciudades más importantes del antiguo Egipto. Memphis jugó un papel político, religioso y económico significativo en la historia del país.

La policía turística y la oficina de seguridad de Giza han aumentado las medidas de seguridad de la zona y el gobierno está ayudando a limpiar el sitio de la excavación de las construcciones modernas en vistas a otros posibles descubrimientos.

La Jefa de la expedición rusa Galina Belova, dijo que están terminando la excavación en el sitio pero que buscarán en otras partes de la pared en los próximos días y que está segura de que se descubriránotros testigos arqueológicos de este primer período de la historia del Antiguo Egipto que se remontan a casi 3.200 antes de Cristo que podrán ayudar a saber más acerca de este primer período de la historia egipcia.

En Saqqara es donde se encuentra la pirámide escalonada de Djoser y en Memphis la famosa estatua de Ramses tumbado.

Foto de REUTERS de Asmaa Waguih

Descubrimiento: Momia con cáncer de mama. (27 marzo 2015)

Cráneiade una momia egipcia
Cráneiade una momia egipcia

Son los restos más antiguos con cáncer de mama que se tienen documentados, del año 2200 a C; los anteriores son de 600 años más tarde.

Se ha encontrado en la necrópolis de Qubbet el-Hawa, Asuan, en una tumba descubierta en el siglo XIX y que ha sido excavada en numerosas ocasiones aunque estos restos, encontrados por el equipo del dr. Alejandro Jiménez de la Universidad de Jaén “son completamente novedosos, se encuentran en un notable estado de conservación y han sido investigados por primera vez”.

El esqueleto es de una mujer de entre 30 y 40 años que medía 1,62, que estuvo momificada, que además tuvo osteoporosis y que estuvo mucho tiempo inmovilizada.

Miguel Botella, director del Laboratorio de Antropología de la Universidad de Granada, la cual participa en estas excavaciones junto con la de Jaén, dice que la mujer “tiene lesiones desde el cráneo hasta el dedo gordo del pie aunque es cierto que son un poco más numerosas desde la pelvis hacia arriba”; “para tener lesiones así la siembra de células metastásicas no es de un día. La enorme descalcificación detectada y la osteoporosis que sufría, característica en personas con poca actividad física, indica que debió permanecer inmóvil durante mucho tiempo”.

“Las lesiones podrían ser idénticas a las de una paciente actual de cáncer de mama aunque ahora los tratamientos paliativos evitan que se alcance ese nivel”.

Además añade “los restos nos enseñan además a una sociedad con un alto nivel cultural que cuida de personas que se hallan absolutamente inválidas; que las trata durante su enfermedad; las entierra, y momifica”.

Miguel Botella ha explicado en rueda de prensa que el análisis de los restos hallados “demuestra que los habitantes del antiguo Egipto vivían mucho peor de lo que nos podrían indicar sus grandes monumentos” que padecían numerosas enfermedades infecciosas y hay señales de malnutrición por lo que había una elevada mortalidad infantil.

Se han encontrado momias en esta necrópolis con muchas enfermedades infecciosas, como la brucelosis o fiebre de Malta, además de tumores, enfermedades degenerativas (artrosis) y anquilosis de miembros, tumores, marcas de violencia, etc.

Descubrimiento: Parte inferior de una estatua del rey Sahura (28 abril 2015)

Trozo de Etatua Egipcia
Trozo de Etatua Egipcia

El Ministro de Antigüedades, Dr. Mamdouh El Damaty, anunció el descubrimiento de la parte inferior de una estatua real tallada con el nombre de Sahura, segundo rey de la dinastía V (Imperio Antiguo).

El Dr. Mahmoud Afifi, Jefe del Departamento de Antigüedades Egipcias, dijo: “La base de piedra caliza de la estatua descubierta mide 21.7cm de alto y formó probablemente parte de una estatua de 70 cm.”

La importancia del descubrimiento se debe, según el Ministro, a que solo se han encontrado hasta ahora dos estatuas del rey Sahura, una que se encuentra en el Museo Egipcio de El Cairo y la otra en el Museo Metropolitano de Nueva York.

El descubrimiento se debió a la misión belga que excava desde el 2009 en El-Kab, a15 kilómetros al norte de Edfu, en la orilla oriental del río Nilo, y que encabeza el Dr. Dirk Huyge. Esta zona fue capital del Alto Egipto en la prehistoria y fue la capital del tercer nomo hasta la época de Ptolomeo.

Descubrimiento: Tumba real de la III Dinastía en el delta del Nilo (20 abril 2015)

Descubrimiento Tumba Real Egipcia
Descubrimiento Tumba Real Egipcia

El Ministro de Antigüedades y Patrimonio Cultural de Egipto ha informado que arqueólogos egipcios han descubierto en el delta del Nilo, en la población de Quweisna, la tumba del Rey Jaba, “Ka-Ba” en egipcio antiguo, de la III dinastía, es decir, de hace 4.500 años.

Su importancia se debe a que es la primera tumba del Reino Antiguo que se ha encontrado en esta zona por lo que los arqueólogos y antropólogos esperan estudiar lo encontrado y que aporte nuevos conocimientos sobre esta etapa de la que se conoce muy poco. La mayoría de las tumbas descubiertas anteriormente corresponden al periodo grecorromano.

El rey Jaba, cuarto (y penúltimo) faraón de la III dinastía reinó apenas seis años -del 2643 al 2637 a.C.-. Su tumba está construida de adobe y consta de un patio central y un pozo de enterramiento, y es una de las más antiguas que se han hallado.

El equipo de arqueólogos estaba excavando en la zona desde 2006 pero no fue hasta 2010 que descubrieron una mampostería similar a una mastaba y en 2014 un sello con su nombre en jeroglífico, lo que les llevó a pensar que estaban cerca de la tumba.

Según palabras de la dra. Joanne Rowland, directora de la misión (EEE Delta Survey) “En 2010, se descubrió una estructura de ladrillos de adobe al norte del sitio, lo que el equipo sugiere que es una mastaba, y luego las excavaciones continuaron hasta que en 2014 se encontró un sello con el nombre del rey y confirmó que es su tumba”.